Páginas

martes, 6 de octubre de 2015

Tengo ganas de emprender una travesía,
una larga y dilatada travesía,
trenes alados chocan en mis pensamientos
los dibujos de andenes abrazan mi ser,
huele a vestigios idos, pero que vendrán,
lo presiento, lo percibo,
ósculos que palpan mis labios hastiados
de tanto cemento,

Parajes ilimitados y senderos extensos,
se asoman, 
su rostro de infinidad me observa,
me habla, me relata un longevo pero
efímero cuento,
de boscajes y criaturas no humanas
que lo habitan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario