Páginas

domingo, 8 de noviembre de 2015

Abrázame la voz acurrucada y temerosa en un rincón,
haz que arda para que egrese y pueda romper el nudo que obstaculiza 
la expresión del interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario